Adiós Amada Mía (Septiembre - Octubre De 2009)

                                    Adiós Amada Mía



Amada mía, me diste más penas que alegrías y eso vuelve inevitable nuestro adiós, no puedo seguir viéndote sabiendo que apenas te miro comienzo a lagrimear, no puede ser que busque una cosa en ti y me des otra, no puede ser que te haya conocido por coincidencia y me haya enamorado, y ahora me das la espalda y me obligas a hacerme a un lado.


Mi querida señorita de piel blanca y plana, cuadriculada como ninguna y fría como muchas, ¿Por qué permitiste nuestro divorcio? ¿Por qué dejaste que me alejara de mi mismo?... dime que hice, por favor dime… dime si fue que no pude darte tanto tiempo como antes, dime si fue el hecho de que miré al lado y a otra me puse a amar, dime si te aburrí por mi manera de pensar…


Dime amada mía, si quise ser mucho; dime por favor, si es por eso que ahora sucumbo…


Mi amor, no quise descuidarte, de veras que no; pero tengo prioridades, eso lo sabes… ¡¡ ¿es acaso mucho pedir que me puedas entender? !!... perdona que te levante la voz, pero ya todo se está saliendo de control; ya no soy el mismo de antes, debes de haberte dado cuenta, ya mi rostro no es el mismo… … pero pese a ello no hiciste nada para que no me doblegara en el camino.


Perdón, por favor perdóname querida mía… sabes, ahora que lo pienso, no debías hacer nada; era yo el que estaba en aprietos, pero eras tú quien sabía todo… ¡¡ era yo quien no encontraba como decir las cosas !!... pero eras tú quien podía darme una solución, eras tú quien sabía todo lo complicado que sucedía en mi corazón…


Pensé con el tiempo, que a tu lado podría encontrar respuestas, que podría encontrar maneras de expresarme con la voz, pensé que en ti encontraría respuestas para afirmar mi corazón… pero no, siempre fue un gran y temible no; desde el principio lo sabías, sabías que no podrías ser el corazón de mi corazón, pero pese a ello, nunca me lo dijiste, ni siquiera lo insinuaste…


Por eso y muchas otras cosas que se quedarán eternamente fuera de esta conversación, debo dejarte; porque no quiero seguir llorando al verte finalizada, porque no quiero que me sigas masacrando la mente con esos recuerdos que quisiera, pasaran al olvido… no entiendo como un amor tan grande de tres años con sus respectivos altibajos, puede terminar tan así…


Te quise demasiado, fuiste motor de mis motores y razonamiento de mis pensamientos, pero el tiempo ha dicho que fue suficiente, yo digo que esto ya no da para más… e irónicamente empecé esta hermosa relación contigo por culpa de una señorita, ahora esto termina (aparentemente) por culpa de otra.


Amor mío, las cosas son así porque el mundo no vive de amores vagos, incoherentes o comprables (aunque se diga lo contrario), aunque se mal interprete un regalo que va como un gesto de mostrar materialmente un aprecio… debo dejarte, es algo que costó decidir, pero esto llega hasta aquí, te reitero que lo nuestro fue hermoso, pero debo salir a la realidad, debo enamorarme de alguien de verdad… en vez de seguir esculpiendo tu imagen perfecta que terminó por volarme la cabeza.


Joango.





Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje:
© joango.es.tl ... "te dice la hora"
 
Publicidad
 
Páginas amigas
 
Ayuda web para novatos
© joango.es.tl
 
Queda prohibida la reproducción
total o parcial del contenido en
cualquier forma y en cualquier
medio sin la autorización expresa
del autor bajo pena de incurrir
en la violación a los derechos
de propiedad intelectual

 
Han habido 10012 visitantes (24711 clics a subpáginas) ¡En esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=